BALON INTRAGASTRICO


¿Qué es el balón intragástrico?
Se trata de un balón de material plástico, redondo, suave y expansible que viene plegado y montado en una vaina, con un sistema de introducción para colocarlo en el estómago del paciente. Una vez alojado en el estómago, se rellena de líquido hasta su capacidad total de 600 ml. Una vez lleno, su tamaño impide que pueda pasar hacia el intestino, flotando libremente en el estómago durante el tiempo indicado.

Dudas frecuentes sobre el balón intragástrico
  • ¿Cómo funciona?
  • ¿Cómo se coloca?
  • ¿Quién se puede beneficiar de un tratamiento con balón intragástrico?
  • ¿Cuánto tiempo se mantiene colocado el balón?
  • ¿Qué ocurre si se deshincha?
  • ¿Cuánto peso perderé?
  • ¿Volveré a ganar peso tras la extracción del balón?
  • ¿Hay riesgos graves asociados?
  • Seguimiento durante el tratamiento


¿Como funciona ?
El tratamiento con balón intragástrico está diseñado para facilitar el seguimiento de una dieta supervisada por un endocrinólogo. Además le ayudará a cambiar sus hábitos de comportamiento dietético para que el control de su dieta sea permanente. El BIG ocupa parcialmente su estómago, por lo que tendrá una sensación de saciedad tras ingerir pequeñas cantidades de alimento. De esta forma reducirá el volumen de sus comidas con un mínimo esfuerzo.
¿Cómo se coloca?
El BIG se introduce en el estómago, sin necesidad de cirugía. El médico realiza previamente una revisión de su tubo digestivo superior, mediante endoscopia y bajo sedación, para descartar posibles contraindicaciones. 

El balón intragástrico está hecho de un material suave y flexible de silicona. Viene deshinchado y embutido en una vaina de material suave y conectado a un tubo blando que sirve de introductor y que permite el posterior llenado del balón tras será alojado en el estómago. Una vez pasado a la cavidad gástrica, se rellena de un líquido estéril. Finalmente se desprende el catéter-guía dejando el balón flotando libremente en el estómago. La colocación se realiza bajo sedación, sin molestias para el paciente y en pocos minutos. Tras la colocación, el paciente puede volver a su casa sin problema.


¿Quién se puede beneficiar del tratamiento con balón?
El BIG está indicado para ayudar a la reducción de peso en pacientes con un sobrepeso mayor de 30% sobre su peso ideal. Eso equivaldría, por ejemplo, a un peso mayor de 80 Kg. -aproximadamente- en un paciente de 1,60m. de altura. En todo caso, la indicación y valoración adecuada sólo puede ser realizada correctamente por un médico endocrinólogo, el cual valorará cual es el mejor tratamiento de su obesidad. Puede que en su caso el BIG sea el tratamiento más adecuado.

¿Cuánto tiempo se mantiene colocado?
El BIG está diseñado para permanecer en el estómago durante un máximo de seis meses. Pasado ese tiempo deberá ser extraído por un sistema inverso al utilizado para su colocación: bajo sedación, se deshinchará el balón y se extraerá por vía endoscópica, en pocos minutos. Tras el procedimiento Ud. podrá regresar a su casa sin problemas.

¿Qué ocurre si se deshincha?
Hasta la fecha, la rotura accidental del balón con periodos de seis meses sólo se ha descrito de forma esporádica, aunque sí ha ocurrido en algún caso, con otros modelos utilizados hace años. En ese caso, el balón deshinchado migraría por el intestino y se eliminaría por el ano. Ud. lo notaría dado que, gracias a un marcador, vería la orina de color verde, como señal de la pérdida del líquido de relleno del balón.

¿Cuánto peso perderé?
Es importante comprender que el BIG es un elemento que le ayudará a cumplir una dieta prescrita por su médico endocrinólogo. En función de su cambio de hábito alimentario, de la dieta prescrita y de la ayuda del BIG, así será la pérdida de peso. Sin embargo, los resultados obtenidos en otros países con este sistema alcanzan un promedio de más de 25 Kg. de peso perdidos durante el tiempo de permanencia del balón.

¿Volveré a ganar peso tras la extracción del balón?
Como mencionamos previamente, es la reeducación del hábito alimentario del paciente la que facilita el BIG, y por tanto, la que le ayudará, en el futuro, a controlar su dieta y mantener el peso adecuado. En estudios de seguimiento de pacientes obesos tratados con el BIG durante más de un año tras su extracción, apenas se presentó recuperación del peso al finalizar el primer año. Nuestra experiencia personalasí locorrobora.

¿Hay riesgos graves asociados?
Con otros modelos antiguos de balón intragástrico se describieron ocasionalmente la aparición de úlceras gástricas y lesiones agudas superficiales en el estómago, ninguna de ellas con graves consecuencias. En tratamientos de seis meses no hay descritas roturas del balón ni otras complicaciones graves. En todo caso, su médico será quien valore su caso y le informe de los posibles riesgos y complicaciones. Es frecuente la aparición de molestias gástricas los primeros días tras la colocación del BIG. Forman parte de la adaptación normal al balón. Su médico le aconsejará adecuadamente para que estas molestias desaparezcan.

Seguimiento durante el tratamiento
Durante los 6-7 meses que permanece el balón intragástrico, los pacientes son controlados mensualmente por nuestro endocrinólogo, Dr. Francisco Moreno Baró, quien dependiendo de la evolución adaptará el tratamiento dietético en cada caso, con objeto de optimizar los resultados.De igual forma, durante este periodo se realizaran de forma periódica ecografías de control con el objeto de asegurar la correcta colocación y funcionamiento del balón intragástrico.