6 preguntas y respuestas básicas sobre el sobrepeso, la obesidad y su tratamiento no quirúrgico


¿Cuáles son las causas de la obesidad?

Las causas por las cuales una persona presenta sobrepeso u obesidad pueden deberse a numerosos factores, algunos de ellos relacionados con factores genéticos (cierta propensión genética),fisiológicos (como la pérdida del mecanismo de saciedad), y/o psicosociales (ansiedad, mecanismos de defensa, etc..) no obstante en la mayoría de casos el sobrepeso se debe a los hábitos alimenticios de la persona que padece la enfermedad unida a una disminución del gasto de energía por unos hábitos de actividad física insuficientes. Ambas cosas acaban influyendo sin duda en la consecución de esos kilos de más que provocan el sobrepeso.

El hecho de que en las últimas décadas haya aumentado de forma alarmante el porcentaje de población obesa es debido principalmente a que el cambio que ha habido en nuestros hábitos en relación al “desgaste energético” no se ha visto acompañado de un cambio en los hábitos alimenticios, esto unido a una mayor accesibilidad a la alimentación “basura” hace que nuestro cuerpo acabe consumiendo mucha más energía de la que realmente necesita.


¿Cómo evitar la obesidad?
El primer paso para evitar la obesidad es prevenirla. Para ello es necesario concienciar a la sociedad de que la obesidad mata y que es una enfermedad grave. Para prevenirla es necesario adquirir un compromiso ante uno mismo basado en llevar a cabo un cambio en los hábitos alimenticios y estilo de vida. 

Una vez arraigado el problema, cuando la prevención ya no es posible es necesario poner freno a la enfermedad. 


¿Cuándo plantearse una reducción de estómago?



La mayoría de personas que tratan de poner fin a sus problema de sobrepeso prueban varios métodos para adelgazar a lo largo de su vida. En aquellos casos en los que tratamientos como las dietas, fármacos, balón intragástrico etc.. no han dado resultado es necesario recurrir a técnicas más especificas que permitan tratar a aquellos pacientes que padecen obesidad grave ( por lo general a partir de un IMC de 34,9 se considera obesidad grave).

En casos de obesidad grave, la mayoría de las técnicas o tratamientos para combatirla consisten en reducir una parte de la  capacidad estomacal. De esta forma se aumenta la sensación de plenitud y se consigue la reducción consiguiente en la ingestión de alimentos y por lo tanto la pérdida de peso.

¿Qué nuevas técnicas existen en el mercado?
En este campo, la aparición de nuevas técnicas menos invasivas que la cirugía tradicional como el Método POSE o el Método Apollo han abierto un nuevo horizonte para las personas que padecen obesidad.


Ambas técnicas están indicadas para aquellos pacientes con sobrepeso u obesos con índices de masa corporal (IMC) comprendidos entre los 30 y 40 kg/m2 de forma aproximada. también puede ser adecuada para aquellos pacientes a los que el balón intragástrico no les haya funcionado o que no quieran someterse a cirugías mayores.


¿Qué ventajas aportan estas técnicas con respecto a la cirugía de la obesidad? 
Ambas opciones tanto el Método POSE como el Método Apollo permiten, gracias a las herramientas técnicas de última generación, reducir la capacidad del estómago por vía oral sin necesidad de abrir ninguna vía de acceso. La capacidad del estómago queda limitada y el paciente presenta temprana saciedad, ya  que se consiguen antes los valores máximos de distensión gástrica que provocan la sensación de saciedad.

  
La vía endoscópica ofrece beneficios sustanciales a los pacientes ya que al tratarse de un tratamiento mínimamente invasivo reduce el dolor post cirugía, disminuye el riesgo de infección al no haber herida, contribuye a la estética por ausencia de cicatrices, la recuperación es más rápida y las estancias hospitalarias son más cortas o en régimen ambulatorio. Tras recibir el alta médica y a las 24 horas de la intervención, el paciente puede hacer una vida relativamente normal, sin necesidad de solicitar una baja médica. Un mes después, guiados por el equipo multidisciplinar formado por nutricionistas, psicólogos y médicos, el paciente podrá ingerir una dieta equilibrada convencional.  


¿Tienen el Método POSE o el Método Apollo efectos secundarios?

Las complicaciones que pueden surgir son mínimas ya que se limitan prácticamente a  los riesgos asociados con los medicamentos y los métodos utilizados en el procedimiento quirúrgico y el grado de intolerancia/malestar del paciente durante los primeros días.



En algunos casos el paciente puede experimentar náuseas, sensación de hinchazón (gases) y/o dolor abdominal; no obstante en la mayoría de los casos el paciente puede volver a hacer vida normal en unos días después de haberse llevado a cabo el procedimiento. 


En cualquier caso, en este blog encontrarás muchos otros artículos específicos publicados para cada una de las técnicas. Te invitamos a consultarlos utilizando la herramienta que aparece a la derecha de este blog para buscar artículos relacionados con Método POSE o Método Apollo.

Para más información recuerda que siempre puedes contactarnos para solicitar una visita informativa totalmente gratuita y sin compromiso alguno en el que nuestro equipo médico pueda valorar tu caso de sobrepeso u obesidad y ofrecerte una solución personalizada.


Hacer dieta ¿es un concepto equivocado?

tratamiento sobrepeso y obesidad adelgazar en almeria
A pocos días del inicio del verano quien más o quien menos ha pensado en su "operación bikini".

Hacer dieta e intentar perder unos kilos de más es un clásico durante la primera mitad del año para muchos españoles. A partir de ahí hay quienes consiguen perder unos kilos y mantener esa pérdida de peso, pero para la gran mayoría el temido efecto yo-yo aparece al cabo de unas semanas...

¿Por qué? Fundamentalmente porque el concepto es equivocado. Para tratar un problema de sobrepeso u obesidad no debemos pensar en hacer dieta. Perder peso y adelgazar NO es hacer dieta, es CAMBIAR los hábitos alimenticios. Por eso, puedes hacer dieta durante unas semanas, meses y puede que resulte, pero si luego vuelves a tus hábitos anteriores, la dieta no habrá servido de nada.

Para que una dieta funcione, esa "dieta" (entendiendo dieta como régimen) no debe ser una "dieta puntual".


¿Significa eso que para adelgazar lo que hay que hacer es seguir una dieta de por vida?


Más o menos Sí. Es decir siempre nos planteamos la dieta como algo puntual. "Hago dieta unas semanas con el objetivo de perder x". Pero lo que debemos plantearnos es "la forma en la que estoy comiendo durante el tiempo que hago dieta es la forma en la que debo comer todos los días".



adelgazar en Almería

Como conseguir esto último no es sencillo existen varias técnicas endoscópicas (de alta efectividad, bajo riesgo y que no requieren cirugía) que ayudan a que hagas una dieta, pierdas peso y a partir de ahí realices los cambios necesarios de forma más sencilla.

Todas estas técnicas, Balón Intragástrico, Método POSE o Método Apollo se basan en un mismo concepto: Ocupar parte de la capacidad del estómago (balón intragástrico) o reducir la capacidad del estómago (Método POSE y Método Apollo) para que el proceso para iniciar ese cambio de hábitos que se necesita para adelgazar y mantener la pérdida de peso a largo plazo sea mucho más sencillo.

Así que si te estás planteando tratar un problema de sobrepeso u obesidad borra la palabra dieta de tu mente y piensa en el concepto "voy a conseguir cambiar mis hábitos alimenticios por unos más saludables".

Como siempre para más información  no dudes en contactarnos a través de nuestra web www.gastrum.com

Aprender a decir NO, cuando se está tratando de adelgazar: "Por favor, no quiero más"

Por favor, deja de ofrecerme comida......


 especialista obesidad almeria
No es ninguna sorpresa que vivimos en una sociedad en la que recibimos constantemente invitaciones a comer alimentos, anuncios, promociones en supermercados etc.. y actos sociales (encuentros familiares, celebraciones, fiestas, etc...) en las que la comida juega un papel protagonista.

Para muchas personas con un problema de sobrepeso u obesidad enfrentarse a todo esto resulta difícil. ¿cuántas veces nos encontramos con frases del estilo....

"prueba un poco aunque sea"
"por que comas un poco de tarta no te pasará nada"
"no quieres repetir?, que no te gusta?"
"venga, que un día es un día"...
"te vas a resistir a la pizza? ¿te pongo refresco no? o vas a seguir con agua toda la comida? 

.... y un sinfín de frases por el estilo que pueden arruinar los esfuerzos de cualquiera por mantener unos buenos hábitos alimenticios.

Porque "un día" sí es un día cuando se trata de salud...
Porque la "tarta que apenas lleva azúcar" sí lleva más azúcar de lo recomendable y probablemente otros ingredientes que aumentan el valor calórico de la misma
Porque "no es que no me guste lo que has hecho para comer, sino que ya he comido suficiente"..


Y es que para quien esta intentando cuidarse estas situaciones son un desafío: ¿Cómo decir que no?

pues simplemente.... diciéndolo, explicando y manteniéndote firme ante los cientos de argumentos que justifican el tener un peso saludable y el prevenir un gran número de enfermedades. Se trata de defender tu libertad alimentaria y no hacer las cosas para complacer a los demás sino para complacerte a ti mismo y lograr tu objetivo.

En el caso de quienes están buscando perder peso, el reto de conseguirlo y de mejorar la salud compensa de sobras todo los esfuerzos por decir "no" cuando toca decirlo.
clinica de adelgazamiento en almeria


Recuerda que con cualquiera de las técnicas que existen para tratar un problema de sobrepeso u obesidad (balón intragástrico, método pose, método apollo, etc...) la ocupación o reducción del estómago facilita que comas menores cantidades de comida lo que te llevará a adelgazar, pero además de esto debes seguir el programa marcado por nuestros especialistas en nutrición cuyo fin es lograr cambiar los hábitos alimenticios para que la pérdida de peso sea a largo plazo para el resto de tu vida, por tanto tendrás que seguir diciendo "no" a muchas cosas....





Insomnio y sobrepeso ¿cómo están relacionados?

insomnio y obesidad
El insomnio afecta a las "hormonas del hambre"  que provocan un aumento del apetito y consecuentemente facilitan el sobrepeso.


El insomnio afecta a las "hormonas del hambre" haciendo que envíen señales para aumentar el apetito, lo que conduce al sobrepeso, según las conclusiones de un estudio de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

La falta de sueño afecta a la grhelina y letptina las "hormonas del hambre", llamadas así porque son las que regulan la sensación de hambre y segregan células adiposas (grasas).

La ghrelina estimula el apetito mientras que la leptina es la responsable de generar la sensación de saciedad. Su función principal es la de inhibir la ingesta de alimentos y aumentar el gasto energético, para mantener constante el peso corporal.

Los participantes en el estudio que sufrían insomnio mostraron desequilibrios en su balance de energía lo que facilita el sobrepeso.

Dicho de otro modo: Dormir y Comer son dos procesos que están conectados. Si dormimos mal o poco estamos facilitando el exceso de peso.

En la investigación se analizaron las ondas cerebrales durante la noche y los niveles de ghrelina y leptina en diferentes horarios.

Las personas con insomnio presentan un desequilibrio en los niveles de estas hormonas de forma que durante el día estas personas experimentan un aumento de la ghrelina y una disminución de la leptina una doble acción que estimula el apetito.


Tratamiento de la obesidad

Como vemos son muchos los factores que influyen en el sobrepeso. Por eso cuando hablamos de adelgazar no hay que quedarse sólo con la técnica o el tratamiento que se vaya a escoger (dietas, balón intragástrico, método pose, método apollo... ) sino con todo lo que engloba el tratamiento y eso incluye el programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida que llevamos a cabo con nuestros pacientes.

Para más información no dudes en solicitar una visita informativa gratuita con nuestro equipo médico.